Investigación:

Los estudiantes universitarios son un mercado altamente potencial de todos los productos financieros un Banco por su reciente inserción en el mercado estudiantil superior y laboral y por su futuro de total actividad.

 

Objetivo:

Captar el segmento “futuro profesional” y “futuro productor de bienes” bancarizándolo desde su inicio en la especialidad

 

Mercado:

Estudiantes Universitarios todos los niveles

 

Etapa 1:

Provincia de Buenos Aires 790.000 estudiantes universitarios

 

Etapa 2:

Resto del país en forma gradual

 

Productos:

Empresa de cobranzas o Banco, Tarjeta identificatoria recargable con consumos direccionados o de crédito (según evaluación a lo largo de la carrera)

Convenio de recaudación de cuotas u otros pagos relacionados en el segmento.

Seguros: inicialmente AP y otros relacionados con los elementos que utiliza (computadora, libros, celular, etc.). Luego los propios de la actividad.

Microcréditos: créditos para iniciarse o desarrollarse en la actividad (se puede utilizar el concepto de agrupación por especialidad y solidaridad en la relación con los créditos)

 

Política:

Acceder al mercado de futuros profesionales legando a ellos desde el estímulo del estudio y el premio al progreso.

Sus primeros pasos dentro de las profesiones que elijan pueden estar respaldados por las empresas financieras y/o por un Banco ya que todas tienen algo que ver con el desarrollo de personas/actividades.

 

Proyecto de producto:

SEGURO UNIVERSITARIO POR DESEMPLEO

 

Este producto garantizará, al estudiante que se encuentra bajo relación de dependencia y cursando una carrera universitaria en institutos privados, la continuidad de sus estudios por un período de 6 meses (plazo promedio en que un joven adquiere un nuevo empleo) en caso de que el asegurado quede desempleado únicamente por despido.

Es un seguro opcional que se paga junto con la cuota de la Universidad, el establecimiento se asegura que en caso de desempleo los estudiantes asegurados no abandonen la facultad y se continúe abonando la cuota.

 

El estudiante deberá constar con un empleo fijo, con modalidad de contrato permanente/ a tiempo indeterminado, con una antigüedad mínima de 3 meses para poder asegurarse.

La tarifa del seguro es económica y de fácil acceso ya el análisis indica que consta del 1.5% del valor de la cuota de la Universidad Privada

 

El asegurado puede hacerse beneficiario de la cobertura, únicamente demostrando fehacientemente que fue despedido, presentando telegrama de despido junto con la liquidación final del recibo de sueldo.

Una vez finalizados los seis meses de cobertura, si continúa desempleado, el pago de la cuota universitaria correrá por cuenta del asegurado. De haber conseguido un nuevo empleo, el asegurado podrá reanudar el contrato con un incremento en la alícuota por haber utilizado el servicio. El crecimiento o decrecimiento de la cuota dependerá de la cantidad de materias que el cliente tenga aprobadas.

La cobertura puede mantenerse aun cuando el estudiante cambie de establecimiento, adecuándose la tarifa del seguro a la cuota de la nueva Universidad.

Seguro Universitario
Si estudiás y te quedás sin trabajo igual podés terminar tus estudios