Será este el futuro de los bancos? O será la vuelta al pasado cuando cosas como estas ya sucedían?

Será que estos locales hoy atendidos por personas tendrán solo máquinas y todo estará automatizado?

Porque hace ya muchos años, allá por 1979, un banco llamado Alas fue uno de los primeros en instaurar el sistema de cajeros automáticos.

Llegó a tener alrededor de 80 sucursales en todo el país y, varias de ellas, eran solo locales con cajeros... año 1979!

 

Hoy, muchísimos años después, alguna entidades están abriendo sucursales solo con cajeros automáticos.

Por qué, entonces, estos locales de pagos y cobranzas no podrían transformarse en pequeños minibancos con operaciones acotadas?

Hablarán de regulaciones de los Bancos Centrales, pero las regulaciones cambian, se adaptan con las épocas. Por qué no podrían ir hacia este destino?

Y luego, cuando todo sea por redes sociales, estos locales tal vez solo sean cajeros para determinadas actividades o, simplemente, ya no necesiten existir.

 

Las empresas de cobranzas han proliferado en casi todo el continente y, en Argentina, se han transformado en un caso de estudio.

Estas empresas surgieron con una ventaja muy importante para ellas: contar con dinero en efectivo y en todo tipo de billetes por lo que, el circulante se transformaba, en sí mismo, en un negocio muy interesante.

 

El presente trabajo fue realizado sobre los casos de Provincia Pagos (hoy Provincia Net, una empresa del Banco de la Provincia de Buenos Aires), PagoFácil, RapiPago y CobroExpress.

 

Se trata de locales estratégicamente ubicados (o por ubicar según movimientos de las zonas) en los cuales la gente puede pagar todo tipo de servicios pero, a la vez, retirar créditos adjudicados u otro tipo de pagos en los cuales el cobrador es el público.

Esto se definió para que los locales no tuviesen tanto efectivo al final del día siendo que, además, el costo de traslado de dinero en camiones de caudales forma una parte muy importante del costo del servicio.

                                                                                                              Los gráficos que ilustran este trabajo corresponden a un relevamiento de las                                                                                                                                    principales empresas de recaudación por pago de impuestos, servicios y otros tipos                                                                                                                        de cobranzas (créditos de comercios, etc.)

                                                                                                              Lo que se fue viendo en este tipo de empresas trató un desarrollo lógico. Primero                                                                                                                            se dedicaban a cobrar impuestos, servicios, etc a la gente que se acercaba a hacer                                                                                                                        los pagos.

 

Luego, cuando las cifras acumuladas eran realmente importantes y aparecía el costo del traslado del dinero en camiones blindados, gran parte del "precio" del negocio se veia afectado.

Fue en ese momento que propusimos que esos mismos locales de cobro también fueran locales que entregasen dinero.

Bajo uno de los productos financieros especiales: Microcréditos, esta posibilidad hacía que bastantes personas retiraran montos relativamente chicos (aunque grandes para ellos) y se resolviera el problema de tener, trasladar y/o guardar el efectivo, o llevarlo hasta un cajero cercano y hacer el depósito.

Ahora bien, por qué aparecieron las empresas de cobranzas?

Antes, todos íbamos a un banco cualquiera y pagábamos ahi los servicios. Luego los bancos solo aceptaron a sus clientes... pero a los clientes, excepto que utilicen el homebanking, no siempre les queda bien ir a un banco. Por tiempo, cercanía, tipo de cobranzas, etc. aún los clientes no lo utilizan.

 

Entonces proliferaron estos locales que atienden a todos, bancarizados y no bancarizados. Y esta última clasificación es la que todos buscan pero, curiosamente, rechazan al mismo tiempo al aceptar la existencia de este sistema

Para este estudio se analizaron 3 localidades de las más populosas de los alrededores de la Capital Federal.

En todas se puede apreciar que el eje es una estación de tren que a la vez es parada de muchísimas líneas de colectivos y, alrededor de la estación, se conforma, como históricamente sucede, el centro comercial y cívico de la localidad.

Casi MiniBancos, realizan activiades bancarias a toda la gente
que las necesita, en horarios adaptables, hasta que esté bancarizada...
por el hecho de estar "cerca"